Pagos internacionales: no olvidemos el Brexit

¿Se acuerda del Brexit? Vuelva por un momento a las 11 de la noche del 31 de enero de este año: el momento exacto en el que Reino Unido abandonó la UE, más de tres años y medio después del referéndum en el que se inició el proceso del Brexit. El tema ha tenido tantos defensores como detractores y en ese momento en Downing Street empezó una cuenta atrás. Este evento histórico ha sido tan importante (y el largo periodo de negociación hasta su materialización) que muchos lo describen como el mayor reto para el país desde el final de la guerra. ¿Le suena ya?

Volvamos rápidamente a principios de marzo. Otro gran acontecimiento histórico empieza a ganar protagonismo en los medios y hace caer al Brexit en las prioridades de la agenda política: el rápido avance de la COVID-19. Como es lógico, el zarpazo económico que ha provocado la crisis sanitaria a nivel mundial es lo más importante para las pymes ahora mismo, pero esto no significa que haya que olvidarse del proceso actual del Brexit.

Negociaciones posBrexit

La mañana del 1 de febrero, el Brexit no se había solucionado por arte de magia. Reino Unido entró en un periodo de transición de 11 meses que durará hasta el 31 de diciembre, durante el cual sigue formando parte de la unión aduanera y del mercado único. Se acordó este plazo para que el gobierno de Reino Unido y los funcionarios de la UE tuvieran tiempo para decidir cómo será su relación en el futuro en asuntos clave como el comercio (un tema crucial para las empresas que trabajan en el extranjero).

Lamentablemente, el rápido avance de la pandemia de la COVID-19 en Europa ha supuesto que estas negociaciones se pospongan seis semanas (trucando aún más un plazo bastante justo ya). Por ello, debido a las normas de confinamiento que se han impuesto en todo el continente, se han reunido de forma telemática.

El gobierno puede solicitar una ampliación del periodo de transición de uno o dos años siempre que lo haga antes del 1 de julio. Sin embargo, Boris Johnson, que tras su aplastante victoria en las elecciones cuenta con un potente mandato sobre el Brexit, modificó la ley al respecto para que esta posibilidad fuese ilegal. Este osado movimiento se ha visto como un intento de forzar a la UE para que acepte un amplio acuerdo de comercio libre para el 31 de diciembre. Aunque sería relativamente fácil derogar la prohibición, se cerraría la puerta si el gobierno diese marcha atrás y solicitase una ampliación tras el 1 de julio.

Pese a la gran crisis de la COVID-19, parece que Reino Unido no se está planteando cambiar de opinión con respecto a la ampliación, tal y como demostró el jefe de las negociaciones David Frost al comienzo de la primera sesión telemática por videoconferencia al «reiterar que el gobierno no quiere ampliar el periodo de transición y que todo podría estar listo a final de año».

¿Cómo afecta el Brexit a las empresas?

Una encuesta a las pymes durante las negociaciones del Brexit destacó la repercusión del comercio para este segmento tan importante de la economía británica:

  • El 66 % (dos tercios) considera que el gobierno debería centrarse en llegar a un acuerdo para seguir teniendo acceso al mercado único.
  • El 62 % quiere acuerdos comerciales con mercados ajenos a la UE.
  • Mantener el acceso al mercado único es una prioridad para pymes de manufactura (68 %), distribución minorista (62 %), TI (74 %) y medios de comunicación (69 %).

Fechas clave en la cronología de las negociaciones comerciales

Estos son los puntos clave que quedan en la cronología de las negociaciones comerciales desde ahora hasta finales de año:

Junio: una declaración política de la UE y Reino Unido, que acordaron como parte del acuerdo del Brexit, que indica que debería celebrarse una cumbre. En este punto, ambas partes tendrán que decidir si pueden cerrar su nueva relación comercial para finales de 2020.

26 de noviembre: los funcionarios de la UE indican que la reunión de finales de noviembre es la última fecha posible para llegar a un acuerdo si el periodo de transición acaba en 2020.

31 de diciembre: si no se consigue un acuerdo de comercio, que en definitiva sería lo mismo que un Brexit sin acuerdo, Reino Unido tendría que adoptar las condiciones de la Organización Mundial del Comercio, lo que implicaría aranceles a los productos y controles fronterizos obligatorios.

¿Qué implicaciones tiene todo esto para la libra?

El voto para abandonar la UE ha provocado toda una serie de eventos políticos importantes, desde negociaciones y votaciones parlamentarias hasta elecciones generales y primarias en los partidos, así como una ola de incertidumbre económica cuyo resultado ha sido la devaluación de la libra.

Después, llegó el optimismo poselectoral inspirado por el fuerte mandato de los conservadores de «materializar el Brexit», que le dio a la libra el impulso que tanto necesitaba. Sin embargo, las buenas noticias duraron poco, tan pronto como Boris Johnson hizo públicas sus intenciones de prohibir una ampliación del periodo de transición, lo que provocó el temor de que Reino Unido no tendría el tiempo necesario de conseguir un buen acuerdo comercial en el plazo de diciembre.

Si el gobierno británico y la UE no se entienden para finales de año, Reino Unido tendrá que despedirse del bloque sin acuerdo. Esta inoportuna situación provocará un nuevo periodo de incertidumbre política y económica a causa del Brexit que podría afectar a la libra (y aumentar el coste de los pagos internacionales). Por otra parte, si ambas partes llegan a un acuerdo antes de que acabe el año, es muy probable que la libra se beneficie de esta situación.

RationalFX

No espere los resultados de las negociaciones comerciales, actúe ya con un enfoque proactivo ante la exposición al riesgo cambiario de su negocio. RationalFX trabajará codo con codo con usted para desarrollar una estrategia cambiaria personalizada que tenga en cuenta sus riesgos y necesidades. Podemos ayudarle a planificar cualquier supuesto: mecanismos de pago online, informaciones precisas sobre el mercado, implementación de soluciones ágiles que protejan sus pagos de las fluctuaciones de los tipos de cambio.

[ratemypost /]