Pagos digitales internacionales: la expansión a otros países nunca ha sido tan sencilla

¿Por qué ya no se lleva el efectivo? Gracias al rápido avance de la tecnología a través de internet en la última década, los billetes y monedas han sido destronados por los pagos digitales, incluido todo lo que tenga que ver con tarjetas de crédito o débito, banca por internet, monederos móviles o aplicaciones de pago digital, entre otros. En Reino Unido, por ejemplo, tan solo se utiliza el efectivo para el 34 % de los pagos.

Actualmente, impera la comodidad gracias al auge de alternativas digitales que posibilitan pagar cualquier producto o servicio desde cualquier sitio. Tanto es así que el mercado de los pagos digitales, que ya tenía un valor de 3885 miles de millones de dólares en 2019, tiene previsto un enorme crecimiento en los próximos cinco años (4801 miles de millones de dólares para ser más exactos).

¿Qué factores están detrás de estas cifras astronómicas?

  • La demanda constante de comodidad en la era digital.
  • La ubicuidad de los smartphones en todo el mundo.
  • La aparición de innovadoras fintechs o tecnologías financieras en el mundo de los pagos.
  • El rápido y continuo desarrollo de nuevas plataformas y herramientas de pagos.
  • El desarrollo de entornos de nube seguros.

Después, llegó la crisis de la COVID-19. Las repentinas imposiciones de confinamiento y las restricciones de distanciamiento social han acelerado la llegada de una sociedad que cada vez apuesta menos por el efectivo (al menos temporalmente) y han supuesto un gran aumento de la demanda de pagos digitales.

Incluso el Banco de Inglaterra se está preparando para la vida sin efectivo. El banco central se está planteando entrar en la revolución de los pagos digitales proporcionando a los usuarios dinero electrónico (la moneda digital del Banco Central, CBDC por sus siglas en inglés). De esta forma, usuarios particulares y empresas podrían acceder a un innovador tipo de dinero del banco central y una nueva forma de realizar pagos.

Pagos internacionales

Se prevé que estas transacciones trasnacionales, que forman parte de la revolución de pagos digitales, aumenten aún más en los próximos años debido a la rápida globalización. Es más, tras haber alcanzado un valor de 144 mil millones de dólares en 2014, podrán llegar a los 240 mil millones en 2024.

Al poder realizar sus pagos internacionales con tan solo tocar un botón, estas pequeñas y medianas empresas (incluidas otras fintechs, bancos retadores y empresas de servicios financieros) han abierto la puerta a toda una serie de oportunidades: proveedores de más calidad, talento dinámico y una base de clientes más amplia. Tanto si va a pagar a sus proveedores de la India como si va a recibir el pago de sus clientes de Australia, los pagos internacionales digitales pueden acelerar el crecimiento de su negocio al ofrecer a sus clientes una mejor experiencia y reducir los costes de las transacciones.

¿De qué forma pueden las empresas ambiciosas acceder y ofrecer pagos digitales rápidos, seguros y rentables a nivel internacional? Dos palabras: tecnología financiera o fintechs. Estos innovadores proveedores de pagos están poniendo patas arriba el sector, ¡ya era hora! Durante demasiado tiempo, las empresas internacionales han dependido de bancos tradicionales (con su enfoque habitualmente rígido ante la tecnología financiera) para hacer frente a sus pagos internacionales. Esto les ha privado de la agilidad y la innovación necesaria para enviar y recibir dinero del extranjero de forma sencilla.

Fintechs

El objetivo de las fintechs que trabajan en el mundo de los pagos digitales es sencillo: facilitar y agilizar a los usuarios la realización de transferencias directas y reducir los costes derivados. Para ello, desarrollan y ponen a disposición de los usuarios tecnologías innovadoras que sustituyen los métodos tradicionales que corresponden a los bancos.

Cuando hablamos de transferir dinero al extranjero, estas pioneras han metido de lleno los pagos internacionales en la era digital. Estas son algunas de las herramientas y técnicas que han desarrollado e implementado para conseguirlo:

  • Plataformas de pago online fáciles de usar: permiten a las empresas comprobar automáticamente los tipos de cambio y enviar y recibir fondos en todo el mundo y en todo momento.
  • Integración de plataformas API: permite a las empresas de servicios financieros, bancos y otras fintechs incluir una solución integral de pagos internacionales en su propia plataforma.
  • Soluciones de marca blanca: permite a las empresas beneficiarse de una plataforma de pagos vanguardista que se personaliza según la marca.
  • Soluciones de pagos en serie: gestión segura de pagos en serie en varias divisas de una vez.

Las fintechs incluso han cultivado un ecosistema tecnológico colaborativo en el que pueden compartir y beneficiarse de sus respectivas tecnologías a través de herramientas de integración API. Esto ha mejorado la relación, normalmente tensa, entre fintechs y bancos tradicionales. En lugar de meterse en el terreno de los bancos, las fintechs se han convertido en socias de valor que pueden ofrecer pagos internacionales de forma sencilla.

RationalFX

En RationalFX, estamos orgullosos de nuestro enfoque tecnológico para ofrecer pagos internacionales de forma sencilla y rentable. Tras trabajar con su empresa para entender los riesgos a los que se enfrenta y crear una estrategia cambiaria personalizada, ha llegado la hora de apostar por lo digital. Por ejemplo, puede gestionar de forma segura los pagos internacionales de su empresa a través de su cuenta online. ¡Abrirla es gratis!

Registrarse en una cuenta gratis

[ratemypost /]